No Maten Gatitos Gatito

27 mar. 2009

Otra vez el Metro

Yo ya no se que pensar, de verdad creo que lo hacer por joder porque no me lo explico...

Ayer volvía de mi maravilloso curso de francés, cuando al arrancar el convoy del metro, frenazo fortísimo hasta detenernos, lo que provocó que un hombre de unos 2 metros de altura se derrumbara encima de otros dos que estaban sentados; justo después, el metro acelera de nuevo y seguimos nuestro camino. Cada vez estoy más seguro de que lo hacen por hacer la gracia.

Luego llegas a Merode vas a subir las interminables escaleras mecánicas y están rotas :S , así que dolor de piernas y a joderse.

Hoy bajo al metro, las escaleras mecánicas interminables para descender también están rotas, menos mal que es para bajar...

Monto en el metro, está petado, y después de varias estaciones abren la puertas y dicen que nos bajemos que el convoy tiene que regresar!!! Increíble, nos bajamos y el metro vuelve por donde había venido! (ya me ha pasado 2 veces) ¿Por qué harán eso, en hora punta? Mandan un metro petao de gente y a medio camino ¿le dan la vuelta!? No lo entiendo.

Ahora me he acordado de algo que nos pasó un día en la estación de Hermman DeBroux (última de linea), allí los convoys o bien dejan a la gente y regresan; o bien dejan a la gente, cambian de vía y regresan; así que al llegar hay que mirar una luces que indican donde parará el siguiente metro.
Pues bien, volvíamos Siesar y yo del trabajo, y nos pusimos en el lado izquierdo como indicaban las luces; al poco tiempo, unos de esos hombres de rojo que trabajan para el metro, pero que nadie sabe que hacen realmente más que charlar y tocarse los webs, nos dijo que fuéramos al otro andén. Nos pusimos a subir las escaleras cuando apareció el metro, corrimos pero lo perdimos, justo entonces apareció el otro convoy por el andén donde habíamos estado esperando; todo el mundo corrió hacia el otro lado (parecía algo cómico) y también lo perdimos. (Con la música de Benny Hill hubiera quedado chulísino :D )

Así que quedamos mucha gente, en el mismo anden que al principio, más cansados, y sobre todo muy cabreados, por el estupendo trabajo de los hombre de rojo.
Allí estaban todavía, charlando entre ellos y hasta se atrevieron a pasar por delante de todos nosotros con la cabeza bajada, hasta que alguien empezó a abroncarles en francés y más gente se les unió (es lo malo de no dominar el francés :( ).
No veas la cara de gilipollas que se nos quedó (yo creo que me dura).

5 comentarios:

Comer, hablar, amar dijo...

Lo de la STIB tiene delito.

Charlotte Harris dijo...

Son unos cabrones de cuidado!
TUSSAM te echo de menos!

Alfonso dijo...

El metro belga es así. La accesibilidad es lo peor del mundo. Cuando ves subir y bajar gente con maletas y con cochecitos de bebé por las escaleras mecánicas, no sabes cómo no pasa una desgracia.

Siempre que no haya pasado ya. Y siempre que las escaleras funcionen, que esa es otra.

Bea dijo...

Jajaja, todos tenéis razón pero pensad.... la de aventuras que podreis contar a vuestros nietos:" Pues yo cuando vivia en Bélgica, una vez monté en el metro y el señor conductor dió tal frenazo que me caí despatarrado a suelo y me rompí una ceja""dices tú de mili..."

dragonfly dijo...

PFF increible

Aquí suelen ser más suaves. Además, un metro o un tren suelen ser suaves por naturaleza. Es muy difícil acelerar o delecerar con brusquedad.

¿estarán averiados?

Lo de las escaleras mecánicas, en menor medida pasa también en Madrid. Aunque en la estación del miedo que visito cada día hace muuuuchooooo que no estan estropeadas