No Maten Gatitos Gatito

10 dic. 2008

Las escaleras mecánicas

Uno de los grandes problemas que tiene Bruselas, además de lo lento que llevan a cabo las obras..., son las escaleras mecánicas del metro.
¿Como es posible que siempre haya alguna escalera rota allí a donde vayas!?

De ello me dí cuenta, cuando aterricé aquí con mi maleta de 26 kilos y mi mochila de 12, en algunas salidas a la calle simplemente no existen y si las hay, existe un porcentaje muy alto de que estén averiadas. Siempre averiadas!!

Aproximadamente para el 10 de Octubre las escaleras de la estación Merode volvieron a estropearse, otra vez!

Estación de Merode que tan bien me conozco ya.

Escaleras desmontadas, nos tocaba subir y bajar por las escaleras de la izquierda...

Después de una semana, ante las lluvias montaron un tenderete tipo rastrillo para proteger a los currelas mientras trabajaban. Desmontaron todas las escaleras y se tiraron así como un mes o así, las volvieron a montar y las volvieron a desmontar...
El caso es que ya están arregladas (a ver cuento duran...) y solo les ha llevado 2 meses justos!!! :D

A partir de ahora voy a ir a apuntando los días que las escaleras funcionan y lo iré contando.

12 comentarios:

Txisko dijo...

Anda, Héctor, no me jodas. ¿Te quejas de eso habiendo vivido en Madrid, o habiendo visitado París? Es uno de los múltiples corolarios de la ley de Murphy: allá donde más falta haga una escalera mecánica o no la habrá o, si la hay, no funcionará.

Héctor dijo...

Si suele pasar (en Paris las mecánicas brillan por su ausencia) y en Madrid se rompen a veces; pero es que esto es constante!

Ainhoa dijo...

Yo una vez pregunté a unos obreros en Botanique qué pasaba que se estropeaban tanto las escaleras y me contestaron "c'est du vandalisme, madame". Sí, hombre la gente se va a poner a romper las escaleras así porque sí. Como si no tuvieran otra cosa que hacer. Vamos que no me convenció la respuesta y me quedé con las ganas de saber la verdadera razón

Héctor dijo...

Yo creo que las sabotean ellos, para tener algo que hacer... :P

Txisko dijo...

Jaja. A lo mejor allí sucede como en Oviedo, que directamente rompían las aceras (que tenían pinta de nuevas) para poner otras y así pagar sueldos a obreros, y de paso enriquecer a los amigos contratistas/constructores del alcalde. Y te lo digo porque lo he visto con estos ojitos míos. Alucinante ver al obrero de turno martillear baldonsines casi resplandecientes para al día siguiente poner otros igual de resplandecientes

Comer, hablar, amar dijo...

La gran putada es lo difícil que es Bruselas para los discapacitados. Casi hacen falta crampones para acceder a algunos baños.

Charlotte Harris dijo...

Yo tambien cojo la estación de Merode, todos los días, y la verdad que se han tirado bastante tiempo, y encima estaban "arreglandolas" todas a la vez. Además ahora estan rotas las de bajar en direccion "Heizel/Erasmo" y te tienes que pegar un pateo curioso.

Respecto a lo de los discapacitados, lo se por experiencia propia, ya que estoy aquí para trabajar con niños con discapacidad, y es una mierda, ya que solo un 40% o un 30% de las estaciones estan adaptadas, y casualmente son las más alejadas del centro. Otra forma más de discrimación institucional...

Héctor dijo...

Bueno.... pues hoy estaba oootra vez rota la dichosa escalera :D
@Charlotte: Si yo con mi maleta me desesperé, no quiero ni pensar lo que será con una silla de ruedas... por no hablar de los famosos adoquines asesinos...

Manu dijo...

Eso parece más una conspiración para poder gastar el porrón de dinero que tienen que ganar con los impuestos que os quitan.

Charlotte Harris dijo...

Cierto!
Hoy cuando me disponia a bajar por Merode, y la he visto averiada, me he acordao de esta entrada y me iba descojonando yo sola!
Probablemente si no lo llegas a decir, no caigo!

Sonia dijo...

Nosotros también vivimos el fallo de las escaleras, pero aquí la gente casi se la pega, yo le eché la peta a Ramón, en fin... nunca le reconocí mi error de que me cabreé con él sin motivo y que él no tuvo la culpa, jeje que pecorilla que soy

Héctor dijo...

Pobrecillo, no fué su culpa y se llevó la bronca :D

Cuando subiamos un grupo de gente, las escaleras se pararon de repente, y la gente casi se queda sin piños!